Ir a contenido
Envíos gratis a todo ZMG - Whatsapp 33 2018 9924📱
Envíos gratis a todo ZMG - Whatsapp 33 2018 9924📱
¿Sabes con que acompañar tu Vino Preferido?

¿Sabes con que acompañar tu Vino Preferido?

 

¿Cómo maridar tu vino preferido?

¿Alguna vez has querido acompañar una comida especial con una deliciosa copa de vino pero no sabes cuál elegir? Y es que hay tantos tipos de uvas, colores, olores y sabores, que es sencillo confundirnos y preferimos escoger el último que probamos en lugar del más adecuado para tu platillo. No queremos que te vuelva a pasar. Así que, ya sea para un evento especial, una cena romántica o simplemente porque se te antojó, aquí te contamos nuestros mejores tips para que elijas el vino perfecto y disfrutes como todo un sibarita. 

Para empezar necesitamos tener claro el concepto, Maridaje: hacer que dos cosas diferentes correspondan o se adapten entre sí, algo así como dos personas que se casan y conviven en armonía, sólo que en los vinos es más fácil. Lo único que necesitas conocer son algunos principios elementales para lograrlo. Ahí te van: 



  • Maridaje es equilibrio
  • Siempre intenta que el vino y el plato, aporten pesos similares. En el caso de la comida, el peso está marcado por características como el contenido en grasas, qué tan aromática es y de nuestra capacidad para digerirlo. Mientras que con los vinos, el peso lo marcará la intensidad de su aroma y su sabor. 

    Teniendo claro esto, sabremos que, los platillos pesados van perfecto con vinos con cuerpo y si es una comida ligera o un aperitivo, se elegirá un vino más fácil de beber. Por ejemplo, si estás en la playa y tienes antojo de ceviche, pescados o mariscos, este vino sauvignon blanc, será el acompañante ideal: https://bit.ly/3heySuO 



  • El orden de los factores sí altera el producto
  • Si estás pensando en un menú de varios tiempos y acompañar cada uno de ellos con un vino especial, es importante ordenarlos adecuadamente para disfrutarlos al máximo. Al igual que los platillos, primero se sirven los más ligeros y después los que tienen más cuerpo. De lo contrario, si inicias con un vino tinto, su intensidad y sus sabores le quitarán protagonismo al vino más joven. 

    El vino es como los platillos, no sirves primero el plato fuerte y después la ensalada. Una manera sencilla de maridar distintos platos es iniciar con vinos espumosos, blancos o rosados, después los tintos jóvenes, continuando con los maduros.

    Si tu comida está hecha de carnes rojas como cordero, conejo, es alguna pasta o incluye quesos maduros, este vino tinto Carmenere es el complemento perfecto:  https://bit.ly/364JzLs 

     

  • Van de la mano, no es comida + vino, es un menú 
  • Siempre considera que le vas a dar a tu paladar una experiencia completa y no sólo vas a  acoplar sabores de una bebida con un platillo. Cuando llegue el momento de probar el vino, utiliza todos tus sentidos, tómate tu tiempo de disfrutarlo e incluso imagina qué aromas o ingredientes te recuerda. Así, la próxima vez, ya tendrás identificadas las sensaciones y los olores que te pueden ayudar a elegir la mejor combinación. 

    La única regla es confiar en tus gustos culinarios y experimentar para sorprender a tu paladar. ¿Sabías que las alitas búfalo saben aún más ricas si las acompañas con algunos vinos rosados? Nosotros te recomendamos este Fish Hoek Cinsault Rosé, pruébalo y nos cuentas si te gustó. https://bit.ly/364DiiB 

     

  • Por asociación y contraste 
  • Tú eliges si el platillo y el vino se complementan: puedes asociarlos por color, temperatura, textura o los sabores. Como vimos anteriormente, los platillos ligeros van con vinos frescos; o si prefieres todo lo contrario y hacerlo por contraste, este se realiza a través de las sensaciones opuestas, como en el caso de los postres.  

    Hablando de postres, los vinos rosados, dulces o algunos tintos con cuerpo y crianza, pueden ser el acompañamiento ideal, sólo tienes que confiar en tu gusto y en todo lo que ahora sabes sobre cómo elegir un vino. Por ejemplo, si el postre es de chocolate, un Cabernet Sauvignon le caerá de lujo, prueba este Round Hill: https://bit.ly/3h527S3


    Recapitulemos, los principales conceptos que debes considerar son: peso, equilibrio, asociación y contraste. Recuerda que el maridaje es una cuestión de mero “gusto”, por lo tanto es una experiencia personal, confía en ti y en la manera en que te gusta disfrutar la gastronomía. En Monkey Blue tienes “un mundo de vinos por descubrir”, échale un vistazo a nuestra sección de vinos y déjate llevar por la magia de las uvas. 

      Artículo anterior Monkey Blue Recomienda: 5 Maridajes Perfectos